12 Enero 2011 ~ 0 Comentarios

La importancia de la oración en el hacer histórico

Cosas que cambian la historia

Tu puedes escoger como afectas el destino de quienes te rodean

La importancia de la oración en el hacer histórico

Casi todos hemos visto las películas o leído las historietas de Spiderman – El Hombre Araña y otros superhéroes.  Cuando Peter Parker lo muerde una araña en el museo de ciencias su vida cambia, de ser una persona que pasaba desapercibido a ser repente un héroe, no sin pasar primero por varias crisis de identidad y familiares.

Su cambio lo llena de orgullo y para ayudar a su familia usa sus recién adquiridos poderes.  Por alguna razón se esconde detrás de una mascara, su vida anterior y su manera de vivir desapercibida ahora con poderes se convierte en una mascara detrás de la cual se esconde.

Un día antes de salir de su trabajo se encuentra con un hombre a quien no detiene, no se involucra y lo deja pasar, solo usando sus poderes para su beneficio personal. Al final del día se entera que su tío fue asesinado por el mismo hombre a quien no detuvo.  Su ira se convierte en rabia y toma la justicia en sus propias manos.  Ustedes conocen el resto de la historia.

Otra historia de otro superhéroe tiene un hilo que las une a la misma trama, Superman – Clark Ken en una de las historias – películas usa sus poderes para salvar a Luisa, su amor imposible.  Regresa el tiempo de todo un planeta para volver a la vida a su amada.  Cambia el destino de toda la humanidad por una sola acción suya.

En el caso de Spiderman al no involucrarse las consecuencias son a nivel personal, su no participación le quita a uno de sus seres queridos.  Con Superman todo un planeta se ve afectado por que nuestro amado superhéroe solo pensó en si mismo.

¿Qué tienen que ver los superhéroes con la oración y el destino de las personas que te rodean?

En la Biblia podemos ver en cada historia, en cada pagina y casi en cada letra la importancia de tener una relación intima, real y profunda con Dios; el anhelo del corazón de Dios de estar cerca de sus hijos e hijas, de comunicarse con ellos y que se comuniquen con EL.  Pagina tras pagina leemos como Dios escucha las oraciones de su pueblo; conocemos historias de guerras que fueron ganadas no con arco ni con flechas ni con carros sino con la oración intercesora del pueblo de Dios.

En una historia vemos como mientras el pueblo oraba y los brazos de un anciano estaban levantados la batalla se ganaba.  En otra circunstancia podemos leer como familiares se salvan porque alguien intercede delante de Dios, a pesar que al final una mujer se convierte en una estatua de sal.

Y como estas muchas otras, como en el caso de Pedro que fue liberado de una de las mazmorras de uno de los imperios mas poderosos de la historia con solo orar.

Hombres y mujeres que se involucraron y cambiaron el destino de naciones enteras porque oraron, participaron de rodillas y transformaron la historia de sus familiares, de comunidades, de personas, y de pueblos.

En Hechos vemos que los discípulos estaban orando con un grupo de hombres y mujeres y es allí cuando tiembla la tierra, se sacuden sus vidas y llega el poder que necesitaban para tornar al mundo de cabeza.  Esta historia no solo cambió el destino inmediato de las personas, pueblos y naciones que les rodeaban en ese momento, sino también el nuestro hoy.

Durante la Segunda Guerra Mundial un grupo de hombres y mujeres tuvieron que ver mucho con la derrota de los Nazis.  Todos los días oraban pidiéndole a Dios que les mostrara los planes del enemigo, las estrategias a seguir y que debían hacer.  Luego de un tiempo militares de alto rango comenzaron a ponerles atención porque lo que decían era exactamente lo que pasaba.

Hoy tienes la oportunidad de escoger, puedes dejar que alguien pase de largo sin tocar su vida sin que sepas cuales serán las consecuencias de tu inacción; las personas que te rodean solo están tan separadas de Dios como el tiempo que a ti te tome compartirles acerca de EL.  Por otro lado podrías hacer algo que solo te beneficie a ti en una situación particular usando tus dones, talentos y habilidades para tu patrocinio.  Sin embargo te invitamos a tomar otra opción, a que decidas hoy a dar la vida que Dios ha puesto en ti involucrándote con algo tan poderoso y tan sencillo como es orar y de esa manera bendecir la vida de quienes te rodean hasta cambiar el destino de tu nación.

Admiramos y nos quedamos fascinados por superhéroes como Spiderman, Superman y otros, nos cautivan porque pueden hacer cosas que nos gustaría hacer, pero la verdad es que como hijos e hijas de Dios, sencillos, comunes y sin súper poderes podemos hacer mucho mas, solo orando por quienes nos rodean, porque tenemos a un Dios que es un verdadero superhéroe y EL nos escucha.

La oración, tu comunicación con tu Padre puede cambiar la historia de la humanidad, eso es mas de lo que puede hacer un superhéroe; tu puedes verdaderamente bendecir a los pueblos de la tierra, esto solo lo puede hacer un hijo o una hija que tiene una relación profunda con Dios y se involucra dando la vida que El ha puesto en ellos.

Tus oraciones no solo cambian el destino de hoy sino de futuras generaciones, como lo hizo la oración de ese grupo que se reunió a orar en el primer capitulo del libro de Hechos.

Deja una respuesta